3.22.2012

Los hermanos Kamarazov

Me bajé gratis del Kindle "Los hermanos Kamarazov". Me lo comencé a leer por mi adolescencia, lo dejé, lo terminé mucho tiempo después mientras leía un montón de libros más al mismo tiempo y ahora, para comenzar una relectura que me apetecía, me dispuse a comenzar otra vez este libro.

 En el kindle no puedes medir  un libro por la página en la que vas, sino el porcentaje  de libro que llevas leído. A mi me gusta más la cuestión de las páginas, pero como es un tocho el libro, no lo quiero comprar en papel, por si me vuelvo a mudar...
El hecho es que desde que comencé  no he podido abandonarlo. Cualquiera podría pensar que las lecturas del siglo XIX son aburridas, pero al contrario, yo que me he hecho asidua lectora de novelas de esta época quedo prendada ante las plumas, por supuesto, más talentosas y emblemáticas. Es evidente que "Los hermanos Karamazov" hasta el 23%, que llevo leído, y de lo que mis recuerdos sirven de aquella época adolescente de mi primera lectura, es la caracterización perfecta y dramática del alma humana que no ha cambiado de 150 años ( a grosomodo) para acá. Los diálogos, el cinismo, el debate moral, la bondad, la ira, el odio y erosión de los modales que se despliegan según el estrato social de los personajes es tan perfecto, tan concentrado en las palabras, tan dibujado en sus contornos conteniendolo todo, que es imposible no volver a pensar y requeteasombrarse de lo genial que fue Fedor Dostoievski.

Mi post de hoy no quiere ir de Alemania porque estoy en una de esas etapas en las que no me sigo enterando de nada y ya, sinceramente, paso del alemán. No sé cómo es el doloroso proceso de aquellos que aprenden una lengua en el país sin poder visitar la suya. Yo visito la mía a través de las páginas traducidas del ruso de "Los hermanos Karamasov", me maravillo, me recreo y me encantaría poder entender en alemán como entiendo en español, poder leer a Goethe en su lengua original, pero lamentablemente por ahora mi frustración hace que estos propósitos se rindan y descansen temporalmente en el armario de las toallas tiradas.

Besos mil.

3.11.2012

Mi motivación

Hace algunas semanas un periodista contactó a mi marido porque estaba haciendo un reportaje sobre los españoles o gente del sur que vienen a trabajar a Alemania. Mi marido gustoso aceptó hacer la entrevista pero luego el periodista pensó que sería también interesante si se me incluía a mí. Raúl me preguntó si me interesaba y la verdad es que pensé que era una oportunidad más para practicar mi inglés.
El martes pasado quedamos entonces en una cervería muy acogedora que queda (las paredes son de cristal y tiene ramas de un árbol con hojas pegadas a las paredes de cristal)  al lado de mi casa. Nos tomamos un café y acto seguido el periodista empezó a hacer preguntas del estilo: ¿Por qué han venido a vivir a Alemania? ¿Cómo ha sido el proceso de adaptación? ¿Se han cumplido las expectativas que esperaban? ¿Cuáles son sus planes a futuro? 
Ante esta última pregunta me quedé un poco insegura, no sabiendo qué contestar. No me siento mal aquí, pero la verdad es que el no hablar la lengua me  pone mis metas en un espacio futuro un poco incierto. Hemos descubierto que aquí en los cursos de integración, si tienes un bebé, pueden cuidártelo mientras estás en las clases, eso es una maravillosa noticia teniendo en cuenta que yo no pensaba que esa posibilidad existiese.

Pero sigo insegura, quiero ser optimista pero no sé cómo, no me siento avanzar como es debido. Yo sigo estudiando lo que puedo, escuchando y la verdad, a medida que pasa el tiempo, vas metiéndote en la lengua poco a poco (CON EL ALEMÁN Muy poco a poco). Pero no sé qué hacer en mi futuro. Tal vez ando un poco perdida. Cuando estudié mi carrera y me gradué con un excelete promedio, desde el inicio tenía claro qué era lo que quería y la verdad pasé cinco años estudiando y mirando el pénsum de estudios porque yo solo quería escalar materias y pasar de un semestre a otro para finalmente terminar con aquello y con buenas notas.
Ahora no sé muy bien lo que quiero y creo que eso se debe a que veo inviable mis metas dadas mis circunstancias. ¿Qué es mejor? : Ser optimista engañado o un pesimista bien informado, con las probabilidades en la mano. Creo que el haber estado en España me hizo dejar de creer en mis sueños.

Chau!

3.05.2012

Bis Baden

En Alemania todas las palabras que tienen Baden hacen referencia a la existencia de aguas termales en los alrededores. Este fin de semana estuvimos tan solo unas horas en BisBaden. No lo vuelvo a repetir para quedarme solo unas horas. Llegué casi para ser recogida con pala a mi casa. Salir con un niño, como ya he dicho, es todo un acontecimiento y ayer no fue menos. Últimamente el tren me resulta un poco agobiante, sobre todo porque tengo el estrés de que el niño se mueve mucho y quiere caminar y gatear en medio de los vagones. Mi hijo yo pensaba que era tranquilo, pero es un terremotico que habla, balbucea, grita y le guiña el ojo a las rubias guapas (solo las guapas) que se sientan frente a él, es un ligón, vamos. 

BisBaden queda un poco más arriba de Mainz y la verdad es hermoso (igual de gris y con el mismo estilo de iglesias que ya he visto mil veces), dicen que en esta región está concentrada la mayor cantidad de ricos de Alemania y de paso hay muchísimas mansiones en las afueras de la ciudad, pero yo no las vi, porque como solo estuve unas dos horas, me dio tiempo de comer y eso sí, tomarme mi cervecita, que me estoy haciendo adicta ya a las cervecitas alemanas.
Alemania tiene unas cosas buenas y es que se lucen con los dulces. Aquí les presento una típica pastelería, de miles que hay. En cada esquina se te hace la boca agua y tus posibilidades de engordar se multiplican.

Abajo estaban las tartas, pero no quiero que engorden ustedes también.
Por último, para que vean el efecto revitalizante y maravilloso que debe resultar tras haber superado una semana de Spa, masajes y aguas termales: Una fotico que da cuenta de cómo son calentitas las aguas en Bisbaden.



Y esto por hoy, porque me voy hoy a Frankfurt al  Flughafen= Aereopuerto en alemán a buscar a mi hermano que viene a visitarnos. Buen día a quien me lea.