11.12.2008

Retrato de la mujer de las uñas moradas

La mujer de las uñas moradas carcomidas, desconchadas y brillantes. Entró en el metro dando traspiés, su estatura era mediana, ensillaban la punta de su nariz un par de gafas grandes de grueso vidrio. Su boca medio pintada estaba crispada, su mirada ausente, nublada de entendimiento. El cuerpo, cubierto de una cantidad generosa de abrigos, se mecía constantemente con el temblor de los rieles del tren.

La mujer de las uñas moradas cargaba una bolsa que contenía almohadas pequeñas, miraba de repente con una penetrante intensión asesina. Pensé que estaba trastornada y en ese momento, con mórbido estupor, empecé a imaginarla loca, en su piso diminuto, clavando el cuchillo en la carne de cerdo con vehemencia psicópata. Aquella mujer, una desequilibrada que más de una vez siente el deseo escandaloso de ahorcar a su propio hijo que llora chillón e inocente en la cuna.

Supongo que no podría ser entonces una prostituta vestida de actriz, una ninfómana sadomasoquista o una satisfecha ama de casa. Pasar, pasar y yo alejándome rápidamente del ritmo de los rieles, pensando en que cada día alguien acuchilla una carne pronta a cocinarse con toda lla intensión de hacerla pagar todas las culpas.

12 comentarios:

Kay dijo...

Jo, pues Magerit está llenos de futuros (y presentes y pretéritos) apuñaladores de carne...

Watch out!

Ava Gardner dijo...

qué mujer sin glamour! sin embargo, qué mujer atractiva!
genial retrato.

cacho de pan dijo...

aguafuertes madrileñas?
te hacía abandonando el blog
me alegro que no sea asi

Petrusdom dijo...

Buena comparación en tu retrato femenino.

Por cierto es todo un hallazgo lo de "una penetrante intensión asesina"

Saludos cordiales.

Margot dijo...

Cada día, ajá.

Me encantó, "vi" la escena tan nítida...

Besos traqueteos

La Gata Insomne dijo...

Ves???
no hace falta una cámara para todo
aquí vi a la mujer
y también vi ala que tú viste

que asusta, así que a ver en qué se te parecece

jaja psicología oline

un beso

hombrepez dijo...

Tremenda foto....espero no cruzarme con esa mujer en Madrid.

SAludos

PIER BIONNIVELLS dijo...

Ho..
Yo nunca he visto una mujer asi!.
Que curioso debe ser.
Buen post..
abrazos.

Agustin dijo...

Esos personajes que uno encuentra en el metro son maravillosos, algunos realmente inolvidables. Es que el metro es un lugar genial para observar a la gente.

Leonardo Melero dijo...

Imagen postmoderna de una Magerit (como nos recuerda Kay) postindustrial de siglo XXI, quién lo iba a decir que unos cuantos años después de los gobiernos de Felipillo, la visión cotidiana del subterráneo sea digna de una peli de Ridley Scott.
Madrid, la inolvidable y su Museo del Prado, Madrid y su displicencia por los sudacas.

Magerit antecedente más remoto de la más humilde de las tierras europeas, Madrid la reconquistada, suertuda y nueva rica, ciudad de contradicciones, fiestas y zambombas, en ella se confunden las virtudes y miserias que nos definen el ser latinoamericano.

Un saludo Tarántula, disfruta esa putada de ciudad inolvidable que es la maravillosa y paradójica Madrid.

La Verdad es Simplemente una Palabra, Formada por Letras de Fuego. dijo...

oye me encanta esa forma de escribir. si tienes algun libro en especifico me lo puedes recomendar quiero aprender a escribir asi.

www.vozdemao.blogspot.com

Noemí Pastor dijo...

Madrid tiene mucha literatura. Aprovéchala. Te envío un beso enorme.