6.15.2008

Madrid


Hasta ahora no he internalizado totalmente lo que me espera. Este año debo renunciar a mi trabajo y viajar a otro país para vivir en él durante nueve meses. La oportunidad que se me ofrece es única, estaré estudiando un Master en Filología Hispánica en el Instituto de Lengua Española becada con la Fundación Carolina. Creo que soñé durante mucho tiempo con esta beca y ahora que la consigo, siento una especie de vértigo, puesto que pienso que ser una inmigrante temporal te hace cambiar de perspectiva de vida por el resto de tu existencia. Aunque he visitado varias veces España nunca he vivido en ese país. No sé realmente cómo será sentirse extranjera, caminar por calles que no son mías, escuchar otro acento por mucho tiempo, alejarme de todo y de todos a lo que usualmente estoy acostumbrada; vivir sola, la soledad es buena cuando quieres crear, cuando quieres reflexionar, cuando quieres profundizar y descubrir quién eres realmente tú. He tenido que estar sola por mucho tiempo, ahora mismo lo estoy, a mí me gusta pero no de manera prolongada, sé que la vida tal vez me depare cosas distintas y la experiencia promete ser variada y enriquecedora, sin embargo, no puedo evitar sentir ese vacío en el estómago, ese miedo insipiente.
Ahora estoy en Maturín y llueve, me encanta el olor de la tierra húmeda, lo disfruto tanto o más que un exquisito perfume; soy feliz en soledad. Cuando esté allá me pregunto si lo seré igual, si estar en otro país y en una ciudad como Madrid me hará feliz. Soy optimista, hay muchas líneas aún por escribir:cosas nuevas y buenas se avecinan en mi vida.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

María Inés:

¡Felicitaciones por la beca! El cóctel de sentimientos es propio de una transición, pero no me cabe la menor duda que la experiencia de la maestría será maravillosa. Dentro de poco termino la mía y puedo decirte que es una de las mejores decisiones que he tomado. No sólo el estudio, la inmersión en otro sistema sino también, por supuesto, el convivir y aprender de otra cultura. Imagínate, estarás en Europa estudiando literatura. Desde ya tengo curiosidad por leer lo que escribirás por aquellas latitudes.

Suerte.

Natasha

Lena dijo...

Enhorabuena!!!

Te gustará Madrid!

Yo vivo aquí hace 10 años y siento que crecí aquí....

Un beso, ánimo y bienvenida!

Arcángel Mirón dijo...

Felicitaciones, mujer.

Causa terror ver los deseos cumplidos. Ahí caemos en la cuenta de que somos capaces de todo.

Se feliz. En España o donde sea. Te vas para crecer.

Yo quiero ser filóloga.

Petrusdom dijo...

¡Enhorabuena! y disfruta de tu tierra y de tu paisaje, cuando estés por acá y la nostalgia te enturbie los ojos te vendran esos olores a tierra húmeda.
Madrid como todas las grandes ciudades puede ser acogedora si te lo propones y el mundo que descubras será solo un trozo de tu vida.
Saludos cordiales.

Tarántula dijo...

Ya me paso por sus hogares blogueros. Besos para todos y gracias por los buenos deseos.

Mi aprecio y mi admiración para ustedes.

Clarice Baricco dijo...

Muchas felicidades por la beca. Estaràs bien, ya veràs. Y espero que te des tiempo de seguir escribiendo en esta casita tan linda.

Y sì, me puse triste por Montejo. Hace dos años escribì sobre èl, despuès de haber charlado con èl. Un gran personaje.

Cuìdate preciosa.

Muchos abrazos.

Oscar dijo...

¡Felicitaciones, María Inés! Realmente, me alegra que hayas conseguido la beca. Es una gran oportunidad. Deseo, sinceramente, que te vaya muy, pero muy bien.

Arcángel Mirón dijo...

Hola Tarántula!

Mirá, para conseguir la antología en la cual figura mi cuento deberías ponerte en contacto con la editorial y que te lo envíen desde acá, si es que lo querés, ya que no tienen sucursales en el exterior pero me dijeron que sí realizan envíos fuera del país. El mail es info@dunken.com.ar, y el teléfono es (54) (11) 4954-7700.

Un abrazo, y gracias por el interés.

Sirena Varada dijo...

Cuando te vayas a dar cuenta ya estarás de vuelta en tu tierra, con la maleta repleta de recuerdos y hermosas experiencias. Así pasan las cosas de rápido... así pasan cuando son buenas y nuevas.

Muchísimas felicidades y bienvenida a España

Gonzalo Del Rosario dijo...

Qué chévere!

Así que becada, aprovecha todo al máximo y tómate fotos por todos lados.

Algún día me gustaría residir en España.

Vivir solo en otro país es extraño y depresivo al comienzo, porque no conoces a nadie, pero luego, cuando vas haciendo amistades, se torna divertido.

Claro que lo sé.

La Gata Insomne dijo...

Amiga: qué envidia, en Madrid haciendo ESA maestría y becada????
ya verás 9 meses te parecerá poco.
Yo decidí hace 2 años dejar una parte importante de mi vida al rechazar la posibilidad de irme a vivir a Madrid (tengo la nacionalidad), pero claro, las condiciones y la edad muy muy distintas.

Espero tus reportes.
Esa foto!!! fue ese mi atajo durante un par de meses que viví en El Nuncio, allí cerquita,de Sol a la Plaza y luego cuchilleros y a la vuelta de la esquina mi piso prestado

AMO Madrid!!!! lo extraño

SUERTE ya verás que es una maravillosa experiencia

Aelia dijo...

España es un pais maravilloso, te gustara ya veras y tendras muchas historias que escribir!

Latino America tiene cosas fantasticas que extrañaras aqui pero descubriras muchas otras nuevas en España!!

Suerte muy guapo el blog! saludos desde Barcelona

Cecilia Alameda Sol dijo...

CReo que puedes ser feliz en Madrid. Acá estamos acostumbrados a recibir gente, a trabajar con los de fuera... sobre todo cuando el idioma no es diferente. No sé que sabrás de España, quizás hayas oído cosas que te preocupen, pero dentro de un tiempo, cuando vayas conociendo personas y calles, te encontrarás bien.