1.02.2008

¿Es acaso importante?

Torrealba es un ser tímido, álgido, disconforme. Generalmente camina con la cabeza gacha, los ojos fijos en el suelo. Sus manos siempre están vacías, no le gusta nunca cargar nada. Dicen que es taciturna, dicen mucho. Torrealba tiene el labio superior partido, es hermosa a pesar del evidente desgaste de su dignidad y su cordura; flaca en extremo, autista, divorciada del exterior.

Empezó consumiento pastillas, tal vez por curiosidad--es lo que se dice--tal vez por débil. Luego entraron en su repertorio los tabacos de hierbas incansables y las inmaculadas rayas de cocaína. Siempre con amigos ricos y bellos, ni un pelo fuera de su sitio, ni una prenda de vestir barata. Al poco tiempo se hizo fastidiosa, ya no la querían en ningún círculo--se había gastado todo el dinero--; empezó a venderse: uno primero, luego varios, después cronometraba para ganar más. Este trabajo, al contrario de lo que podía pensarse, le dio un poco de orden.

Y llegó su vida plagada de noche,llegaron los sueños raros, las noches de vistas hacia el cielo, jadeantes; dejó de menstruar. Las estrellas la habían abandonado,no podía trabajar, tenía barriga. Con el poco dinero que podía conseguir tomaba piedra, la concaína: ya no estaba a su alcance, su aspecto: un despojo macilento, melancólico, llorón, sucio.

Se había terminado toda posibilidad de obtener dinero. No había alhajas, no podía recurrir nunca más a su madre. Se le abrieron las piernas, muy abiertas, y salió del hueco sangriento una niña. La llamó Indira. No sabía porqué.

Salió del hospital pensando en droga con aquella niña a cuestas, esto le impedía tener movilidad y le encendía por dentro de cólera. No había rumbo posible, el bulto con cara le pesaba y le costaba dinero, encima tenía que atenderlo.Se le ocurrió una idea: venderla. Una mujer fea que la conocía le dijo que podían pagarle mucho, ella aceptó. Ahora estaba sin nada que cargar, con dinero, pensando en droga.

La noche venía, iba, le traía tabacacos de marihuana, pastillas, rallas; le traía coitos con orgasmos fingidos construidos con suspiros obligatorios mientras sentía el músculo gordo que se movía dentro de ella. Un hombre, muchos, no los distinguía, pensaba sólo en droga.

Había alquilado una habitación en una pensión peligrosa, una guarida oscura de gente ruin, salvaje. Era lo único que podía pagar. Allí dormía,tomaba café ,pan con mermelada de guayaba. A veces se iba a la esquina y compraba un estropajo de sopa por 5 bolívares; cuando el hambre apretaba, aprovechaba para reparar las fuerzas. Torrealba se había vuelto un organismo, un recipiente de droga y miembros masculinos. Su cabeza sólo sentía el deseo imperioso de consumir, de callar la gran ansiedad.

Su salud estaba debilitándose, así que Torrealba buscó sin aliento una salida porque sintió que no lo resistiría. Recordó entonces que había sido en algún momento una persona; que había parido a alguien que no estaba ya con ella. Se preguntó dónde estaba aquella niña cuya cara no recordaba. Se sintió ifame, derrumbada, amarrada a una tragedia que le abria los ojos de golpe, que le daba enérgicas y terribles bofetadas. No había salida.

Volvió a la guarida, como siempre, con los ojos fijos en el suelo pero ya con la conciencia de quién era; fue terrible. No había marcha atrás, tocaba volver a pensar en droga, a recibir músculos erectos en su culo, en su vagina. Había de festejar siempre con la mayor cantidad de destrucción,con la mayor cantidad de olvido.

Ahora Torrealba puede que esté en una cama de hospital ¿O en el infierno? ¿O en la cárcel? ¿O con un cliente? ¿Inyectándose heroína?

No se sabe.Tiene tiempo sin salir a trabajar, se presume que ha muerto de sobredosis, se presume, no ha portado por el cuartucho. A nadie le importa ¿A usted le importa? Vamos, si sólo es un personaje, usted terminará de leer y pensará: "No tienes nada que hacer, al menos me hubieras dicho qué pasó" ¿Acaso es muy difícil saberlo? ¿Y qué importa? Nadie sabe a ciencia cierta qué pasó con la pobre infeliz ¿Era acaso un ser importante?

17 comentarios:

Noemí Pastor dijo...

Tremendo relato. Me han gustado especialmente algunos fragmentos concretos.
Menos mal que lo suavizan esas estupendas fotos de Atget. Te beso, Tarantulita.

Mamerto Tetto dijo...

Mas fotos y menos palabras. Posta.

No te enojes por ser coherente, me copa tu look mal... sos hermosa y me gustaria comerte la v... ya sabes, no te quiero faltar el respeto!

Te quiero!! seamos amigos!!

CaTpRiNcE dijo...

Increible historia, pobre mujer... supongo que era un ser importante a su manera, aunque para nosotros no sea nada mas que una mujer que entrego su vida a la droga y a los puteros...y lo peor de todo, entrego a su hija...

Un saludo!!

vladimir maiakovski dijo...

desgarrador relato. mis ojos sangraron mientras leía y un dolor agudo en la cabeza ...

excelente.

saludos, tarántula!

un tordo dijo...

la Torrealba nunca vio la luz del día, siempre se le impuso un muro empinado. buen relato si lo leemos ante un espejo.

saludos Tarántula, hermoso tu blog,
E.

Tarántula dijo...

Noemí: Gracias por tu opinión, la verdad, viniendo de tí, me halaga un montón. Ya te paso visitando ahorita, no tardo. Besitos.

Mamerto: Compra un bosque y piérdete ¿Sí?

Cat prince: Hola, feliz año nuevo, que bueno que pasas por aquí, te debo una visita también, gracias, la verdad hice ese relato de un tirón, lo escribí en mi diario y luego lo pasé. Me agrada te haya gustado, tiene su vuelta de tuerca.

Vladimir: Saludos, ilustre visitante, me encanta que me visites siempre, me alegra que te haya gustado mi relato. Ojalá tengas algo nuevo, ya te visito a tí también.

Tarántula dijo...

Nocturna mas...:
Gracias por visitarme. Estaré también haciéndolo mientras pueda.

cacho de pan dijo...

crudo, cruda
el relato y tú
no es que no importe, pero ¿qué se puede hacer con tanta gente, desgraciada o dichosa?
la tierra de mi padre, la toscana entre brumas, me ayudó a escapar de esa triste historia.
"músculo erecto": lo he dicho de muchas maneras; nunca se me ocurrió esta tuya.
un abrazo

Ophir Alviárez dijo...

A pocos importa y la historia no es una ni otra, es y eso hay que tenerlo presente y recordarlo cuando nos metemos en la cama y creemos que morimos de sólo pensar y no actuar...

Uffa, Ma Inés!! Me revolcaste y yo sin fuerzas.

Abrazos,

OA

La Gata Insomne dijo...

Umm conozco a muchas Torrealba, son y no importantes, como todos, es barranco, y el barranco es una subida de regreso

Saludos

Arcángel Mirón dijo...

Qué doloroso.

Ahora, claro que da tristeza, pero ¿podemos hacernos responsables de lo que cada persona hace con su vida?

Clarice Baricco dijo...

Claro que era importante, sólo que faltó que lo supiera ella.
Muy duro tu relato.

Abrazos.

ava gardner dijo...

los personajes también son importantes. aunque sean de papel, de tinta o virtuales siempre tienen una parte de nosotros.

NARCISO dijo...

No se si lo era, pero sin duda se perdió en el camino...pobre Torrealba.
Me recuerda un toque a Medea. Dicen que detrás de toda mujer puede haber una...

Un abrazo cordial!

P.D: el miembro no es un músculo.

mario sánchez rodríguez dijo...

cuando niño cultive una tarantula, se fue de casa un dia
,buenas imágenes

luces en la sombra

mario sánchez rodríguez dijo...

cuando niño cultive una tarantula, se fue de casa un dia
,buenas imágenes

luces en la sombra

Las3Musas dijo...

Señorita Tarántula,
de mi mayor consideración:

Excelente. Ese personaje está vivo en tu relato, has logrado eso tan difícil. Desgarrar mostrando una imagen con palabras.

Me voy habiendo conocido a Torrealba. Algo de ella quedará en mí.

(Si no te importa, te agrego a mis links)

besos respetuosos
musa