9.09.2013

Por las cebollas



Ayer domingo leía el periódico alemán que llega gratuitamente a nuestra casa. Generalmente no lo leo pero ayer me llamó la atención la noticia de la acusación a Steinbrücks, el competidor de Merkel, sobre el grave delito de haber contratado ilegalmente (o en negro, supongo) a la señora que le limpia la casa.



En noticias cortas, un poco más abajo Egipto (me gusta esto de interpretar las noticias cuando no me entero mucho de lo que dicen porque estimulan mi imaginación, le pongo otra noticia más):


Un hombre que vende frutas en un mercado de Egipto, podría ser en cualquier calle del Cairo, se encuentra, al meter la mano entre un grupo de robustas cebollas, una granada calibre 7,5.


Me pareció tan poética la comparación y la imaginación que tienen algunos criminales, comparando cebollas con granadas, metiéndolas en el mismo saco de verduras, es un acto inspirador digno de cualquier reverenciado escritor.

Los traficantes de drogas son otros artistas de la poesía y quien piense lo contrario, que lo demuestre...

3 comentarios:

Tracy dijo...

En Alemania puede que eso sea noticia, aquí la noticia sería la contraria.
Y lo de la granada... ¡muy fuerte! ¿no?, o ¿era del granado?.

María Inés Pérez Núñez dijo...

Es verdad, jajajaja ¿Contratar en negro a una empleada del hogar? , pero lo curioso es que trabaje legalmente...

Un día leí que habían encontrado droga en los tentáculos de unas langostas, eso es pura poesía y nadie lo ve...

TORO SALVAJE dijo...

Los narcotraficantes son poetas del crímen.

Besos.