11.20.2011

Tal vez estas dos fotos no tengan mucho en común, el caso es que finalmente me decido a presentar a mi pequeñín. 
No me gusta mucho colocar fotos de mi pequeñín en la red, pero es que...no me he podidio resistir a compartir la hermosa candidez de su mirada y sus gordos manzanosos y jugosos mofletes. Los cachetes más ricos de la historia de todos los tiempos (para su madre, claro).  Mi pequeñín, que será probablemente un privilegiado y un esforzado desde su tierna infancia, pues vivirá en un país donde se habla una lengua diferente a su lengua materna. Creo que es un sacrificio el hecho de tener que ser una inmigrante redoblada, pero el esfuerzo espero valga la pena. 

Otra vez una mudanza. En esta parte de mi vida ya me he mudado mil quinientas veces, esto me da qué pensar, o soy una cojonuda que sabe ser una errante y adaptarse a todo, o soy una inadaptada que no sabe adaptarse a nada, para mí siempre el mundo está en otra parte.

Mudarse a otro país de Europa, cuando tienes papeles europeos no supone un cambio muy grande. Creo que en ese sentido el mundo por aquí está bastante bien, aunque aun no me he topado con la real burocracia alemana, que aunque más eficiente, supongo será más de lo mismo. Lo bueno de haberme mudado tantas veces es que experimento cada vez un grado de des-pasión, no me hago ilusiones falsas y sí, se disfruta la aventura, la emoción, la promesa de aprender cada día, otra vez.


3 comentarios:

Amylois dijo...

jolín que emocionante no??? espero que cuentes como te va...que valiente!!!
Y ese pekeñín ainssssssss que mofletes me lo comooooooooooo es precioso reina!!! Mucha felicidad para todos!!.

viejacasanueva dijo...

Inés: gracias por visitar mi blog, también sobre la aventura de vivir en un nuevo país. La verdad es que eso de ser bebé de nuevo es perturbador pero también apasionante. Cómo te vas abriendo camino en una nueva lengua, cómo vas entendiendo de qué va todo... ¡Suerte, pues! Behatzlajá, como se dice en hebreo.
Fanny
http://viejacasanueva.wordpress.com

camino roque dijo...

para mí también el mundo está en otra parte, pero yo nunca me voy

gracias por acompañarme :)
nos vemos