3.22.2010

Nataniel Hawthorn


Creo que era de Nataniel Hawthrn ese cuento tan inquietante, "El huésped ambicioso" últimamente los recuerdo tan intensamente, entonces las cosas dejan de tener importancia.

3 comentarios:

Sirena Varada dijo...

Existen cosas que nos ayudan a relativizar, nos inyectan el ánimo o nos elevan con una fuerza inexplicable. Casi siempre se hallan en la Literatura.

Recibe un fuerte abrazo.

Gonzalo Del Rosario dijo...

DEBERÉ
LEERLO
EN EL IDIOMA ORIGINAL

amiga

mi nombre es GONZALO DEL ROSARIO

nop

augusto . . . jejejejejjeje

Mista Vilteka dijo...

Oh claro, The ambitious guest. Cuánto tiempo. Recuerdo leerlo, o intentarlo, primero inglés. Luego pasé al español. Ahora lo releído en inglés y quisiera amarlo en español.