12.10.2009

Madrid en otoño





Por aquí buscaba art gallery natural y me encontré eso.

El otoño es un sepia, un daguerreotype del invierno, el pasado que siempre asociamos al comienzo del siglo XX y a los camafeos.

10 comentarios:

Amylois dijo...

No entendí nada.
jijijiji
Pero preciosas imagenes.

Belén dijo...

Me gustan los colores del otoño, no lo puedo negar...

Besicos

Oceanida dijo...

Como lo extrano! Uno de los Otonos mas bonitos que yo he visto es en Madrid, en el Parque del Retiro.

Bendita infancia!

Un abrazo y preciosas fotos.

Tarántula dijo...

Las fotos son tomadas del parque del retiro, y, a mi también me gusta mucho.

Dante B. dijo...

me gusta tu Madrid, me gusta el Retiro...
al menos allí tenéis árboles.
abrazo

Sirena Varada dijo...

Colores de otoño, corteses, dulces y alegres, la mitad, y tristes minerales, los demás.
Su prestancia y misterio está imbricado de matices, sabores y olores, que parece imposible tal conjunción de choques con la Tierra.

El otoño, en cualquier lugar...

Un abrazo, María Inés

zancudo dijo...

Colores agradables en las que pretendemos apreciar mejor la belleza en su plenitud, con abrazos de gatos y ojos cristalinos entre la artera explosión de minifaldas que te ablandan la espalda y la ceguera en las aceras… Abrazos. Angelito. Cambie de dirección del blog por:
www.elzancudoinside.blogspot.com

Amylois dijo...

Te puedes creer que me lo han dicho lo del teatro más de una vez en la vida? Crees que devería probarlo? me moriria de verguenza pero me encantaria, solo hay un problema, tengo un complejo: Mi voz.

Ophir Alviárez dijo...

Ya te lo he dicho, me haces suspirar. un beso y feliz "todos los días"

Ophir

Leo dijo...

Megustaría que vieras el Otoño
de Asturias, de la que soy nativa,
una verdadera preciosidas, con sus
matices tan diferente, tan verde
siempre, con su cielo, por lo general, estampado de bellas y graciosas nubes que cambian
continuamente de tamaño y extensión; No se puede pintar este
cielo, tal cual, por sus cambios.
Altas montañas, risueños valles, y su mar que cambia de color según la zona.
No veo sitio para los seguidores,
en tu blog.
Afectuosamente
Leonor