11.12.2009

váter

a veces no me siento del todo bien, supongo que es una catarsis tener este espacio y expresarse; yo lo veo bueno, porque te permite desconectar de todo. En fin...
Hoy doy el saludo a la bandera de mi país aprovechando estas nostalgias y recuerdo mi amada tierra a la que no quiero volver, porque me parece feo Chávez, con esa verruga y esas ganas de quererse meter en todo, hasta en la intimidad más profunda de cada vzolano, es decir, el encuentro puro, íntimo e inviolable de cada quien con el váter.
y eso es todo, no quiero volver porque me parece que chávez se quiere meter hasta con las costumbres culturales de algo tan íntimo con lo que cada quien hace con y en el váter.

8 comentarios:

Tarántula dijo...

posdata: no entiendo porqué tenemos que traer una linterna para defecar en la noche, o, porqué debemos hacer varias veces pis con la misma agua, o porqué tenemos que sufrir sobremanera secándonos el cabello a punta de rollete y pasar calor los orientales y los maracuchos, y hacer todo lo que sea posible para que ese monigote con megalomanía se la tire de sobrado.

AMYLOIS dijo...

Lo siento, porque no sé lo que quiere este hombre, asi que no sé si compadeceros.
De cualquier modo, animo, y si no quieres volver...pues no vuelvas.

besos.

J.Ortiz dijo...

La vida es una pasada y lamentablemente ese hombre se cree el rey del mundo, el liberador de esclavos y un nuevo profeta y no deja pasar la vida como es pero esa es la realidad y si no nos gusta algo siempre podemos decir no a esto, Saludos!!

Sirena Varada dijo...

¿Y quién lo entiende?
Si alguien es capaz de hacerlo es porque es capaz de justificarlo, y por lo tanto es mejor no entender...

¡María Inés, quédate con nosotros todo el tiempo que puedas!

Un abrazo.

Tarántula dijo...

La verdad es lamentable,lo veo casi igual a Fidel Castro, solo que es más ordinario y menos leído. Una vez dijo que había que leer a Ortega y
Gasset, porque su libro "Rebelión de las masas" tenía un corte eminentemente socialista y transgresor; cualquiera que haya leído este extraordinario libro de Ortega sabe de qué se trata; es un ejemplo de las lagunas del "héroe" rojo que está en su mundo, con su inmenso poder, pensando solo en cómo seguir mandando, en cómo mantenerse.
No tengo idea si los venezolanos nos merecemos semejante presidente, pero sé, estoy segura, que hay muchos pueblos en el mundo que no merecen al mandatario que tienen (Mugabe, Mahmud Ahmadineyad, por ejemplo), pienso que la culpa del pueblo es la siembra de la semilla contaminada de un voto no meditado, esa semilla siniestra, que después toma la forma temida, nunca imaginada, que termina aniquilando a su aquel que la ha hecho nacer. Así creo que el pueblo de Venezuela empezó a caminar por un sendero rojo peligroso, sembrado de bombas antipersonales, que ahora no tiene manera de evadir, y así, hasta que final de los tiempos de la historia de Chávez, un tiempo, evidentemente incierto.

Ynés María dijo...

Mari! Lamento, por todos los que estamos en este lado, que no quieras volver... Y bueno, sólo deseo que logres estar siempre donde esté tu felicidad. Recibe mi bendición, linda. Saludos. Tia Eche.

Leonardo Melero dijo...

Mi querida María Inés, en verdad lo que quiere el innombrable es que las personas con talento se vayan del país para que él y sus bárbaros sigan gobernando por los siglos de los siglos, así como en su Barinas ancestral y fantasmagórica.
Pienso como tu amiga, si no quieres volver no vuelvas, tú ya estás más allá de todo esto, sigue viviendo, fórmate y regresa un día cuando Venezuela sea libre. Un beso y mil bendiciones para ti en la distancia.

Oceanida dijo...

Ojala puedas volver algun dia a tu pais, ojala que todo eso cambie y le den todo lo que merece.

Y no este Chavez y brille mas que nunca tu hermoso Venezuela.