10.26.2009

crisis


>
Y es que escuché tantas veces la palabra: crisis, crisis, crisis, que salí temerosa, con el corazón palpitante a esconderme debajo del edredón de mi cama, una vez allí cerré los ojos y me esfumé sin saberlo por un túnel estampado por cuadros rosados y naranjas, cerré los ojos lo más fuerte que pude y grité algo que no tenía forma ni motivo, entonces me sentí tranquila, mi palabra gritada no se parecía a ninguna otra y era el saumerio perfecto, el arcano que ahuyentaba todos mis males. Ahora, cada vez que escucho la palabra crisis se me antoja algo parecido a la alegría, es como una especie de samba, que trato de bailar aunque no tenga sazón en las piernas.

8 comentarios:

AMYLOIS dijo...

jejeje, no está mal, no esta mal.

Dante B. dijo...

supongo que ese edredón mágico tiene un clon en mi casa, al menos lo parece.
Me alegra que seas más feliz... y tal vez el lugar no sea tan inocente.

Lorenzo Alvarado... dijo...

olle puedo copiar unos tus articulos a mi blog. es este mi blog. www.bengeekside.blospot.com

y tambien si puedes dejar un comentario te lo agradecere.

Domadora de Elefantes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Domadora de Elefantes dijo...

Gracias por visitar mi blog. El tuyo también es muy interesante, así que pasaré por aquí de vez en cuando. Un saludo

Gemini dijo...

A veces nos sentimos más seguros en lo malo conocido que en lo bueno por conocer. Un saludo

PIER BIONNIVELLS dijo...

Con buen humor todo pasa..
Sigue con la alegria..
Buen domingo.
Abrazos.

Lorenzo Alvarado... dijo...

bueno como te dije que iba a tomar este articulo para postearlo en mi blog, ps ya esta: puedes verlo si deseas, www.bengeekside.blogspot.com , respete los derechos del author, y haber si dejas un comentarios,
saludos,