4.16.2009

el viajero empedernido o cómo meterse en la vida de Maqroll el Gaviero, mi dolor de cabeza, mi tema de tesis


Se cuenta que todo viajero empedernido es un errante; con causa o sin ella deambula por horizontes diferentes cuyos matices y atardeceres presentan distintos colores; y los rostros encontrados son miradas que poseen la carga de los múltiples pasados, relacionados siempre, claro está, con sus maneras distintas de ver el ambiente. Se encuentra el viajero empedernido con su propia trayectoria, llena de sabores y olores y vistas y cadenas habladas. El viajero empedernido es ese punto de contacto entre el riel y el tren. Por tanto, los caminos y las voces de los caminos son el pan del viajero. Su vida es cambiar, es tener siempre la certeza de no sentir el apego; es la subsistencia escogida que va perdiendo poco a poco la identidad y que se difumina en múltiples tiempos y espacios contenidos siempre en la estela dejada en el pasado; que se corta con el nudo del presente y que se extiende como un humo de incienso en el futuro.

1 comentario:

Fogel dijo...

Tarantula!! Que bueno tener un nuevo texto suyo.
Me pregunto, ¿Puede el viajero empedernido elejir quedarse en algún sitio, o así cómo el árbol no puede moverse de donde está, asi mismo el viajero no puede detener su andar constante? ¿Y este viajar constante de un lugar a otro, es una busqueda? ¿O es una huida? ¿Está su camino ya predeterminado por alguna señal o estrella a seguir, o el viento lo lleva para donde él sople?

En Fin...un abrazo enorme.