11.04.2008

Paseo de metro


He querido tomar fotos aquí en Madrid pero no tengo ninguna cámara fotográfica. A veces se me han presentado oportunidades inigualables para detener en el tiempo momentos memorables para mi visión; hombres vestidos estrafalariamente con cabellos achiclados y uñas gastadas, mujeres viciosas a flor de piel, deslumbrantes lectores de metro, paisajes encumbrados de hojas sepia, paseantes distinguidos, risas incongruentes, viejos particulares. La cámara no ha estado.

Trato de retener en mi memoria todos estos acontecimientos cotidianos para los madrileños pero nuevos para mi. Es mi extrañamiento dentro de una nueva mecánica cotidiana a la que tengo que acostumbrarme temporalmente. Sé que mi perspectiva y mis deseos de fotografiar con mi memoria ciertas imágenes a medida que pasa el tiempo, conservando ciertas reminiscencias, son absolutamente subjetivos. Son mi lente y mi ojo los que remembran continuamente aquello visto, los que me impulsan a describir a toda esta gente extaña, a tratar de retrarlos tristes, con sus caras somnolentas, con sus millones de putadas encima, es todo esto lo que me obliga a traspasar el tiempo con la escritura. He intentado entonces decirles que he tomado muchas fotografìas en mi mente, sin emargo me quedan miles de variospintos sabores e imàgenes fugaces. entre todo, si hiciera una mescolanza, me quedaría con una sensación sencilla de melancolía matizada con alegría.

ya escogeré una imagen cada tanto para describir, prometo no decepcionar.

9 comentarios:

Vulcano dijo...

Pronto encontrarás fotos marivillosas, esas que realmente describan a madrid contigo, una madrid que te refleje en ese viaje.

Besos,

Vulcano.

dante b. dijo...

bienllegada!
espero que antes de irte puedas comprarte una cámara cualquiera, las hay muy económicas, para que además de palabras te lleves algunas imágenes. Y las compartas.
¡Nueve meses! Como un embarazo.
Te deseo que de él nazcan todos tus deseos. besos

Kay dijo...

¡Bienvenida a la ciudad del frikismo!

Madrid es una trampa mortal, pero amante fiel... Acostumbra a dar más de lo que recibe... Hay un Madriz oculto, indómito, unas grietas extrañas que merece la pena descubrir con tiempo y paciencia. Yo te aconsejaría ver anochecer desde el Parque de Las Vistillas...

Lo mejor que tiene esta polvorienta capital es que en cuanto la pisas, ya te pertenece... ¡y tú a ella!

Bienhallada y que tu estancia aquí sea lo mejor posible.

Flores de su pena dijo...

Conozco la sensación de la que hablas. Me alegra muchísimo que estés en Madrid y que vivas tantas experiencias.
Guarda todas las imágenes, texturas, olores, sabores y sonidos que puedas...como un bagaje de vida.
Con respecto a la pregunta que me hiciste acerca de la canción interpretada por Edith Piaf, se llama "Non, je ne regrette rien" (No, no me arrepiento de nada).
Un abrazo.

Margot dijo...

Me gustará ver la ciudad bajo tus ojos...

Y si hay algo bueno en Madrid es que lo comenta Kay, necesitas poco para sentirla tuya o que te haga sentir que eres suya.

Besos clic!

Foto dijo...

la foto de la cabecera se ve fatal, toda jalada a la derecha

Rafael Valladares de la Santa Cruz dijo...

Madrid es una maravilla, especialmente para ti que nada más la vivirás por 9 meses. Yo me la calé 3 años y ganas de volver no me quedaron.
Supongo que al final uno se acostumbra a todo y, pasada la euforia, sólo lo que hayas construído en ese lugar es lo que queda, no más wows.
Saludos

La Gata Insomne dijo...

qué rico!!!
pues es cierto hay que cargar encima la cámara

aunque

mis mejores registros son internos

un abrazo

Cecilia Alameda Sol dijo...

Lo que espero es que te encuentres a tus anchas en esta ciudad, que hayas encontrado buena acogida, que trabes amistades. Estamos acostumbrados a recibir gente de fuera y a valorar talentos venidos de países a los que nos une una lengua y algunos mitos. Ojalá sean nueve estupendos meses.