10.26.2008

Aquí en Madrid

En Madrid es mejor acostumbrarse a las diversidades; la cantidad de gente friqui que vive en esta ciudad es inmensa, aparte el metro es una fauna de canciones mañaneras con gente que se concentra hasta la indencia en lecturas de diversas características. Mis impresiones de Madrid la verdad serían muy particulares, para mi las ciudades tienen el cariz que cada quien le impregna con sus predisposiciones psicológicas y sus movidas particulares. Creo que Madrid baila siempre y se contenta cuando el que vive en ella se contenta. Puede llorar también contigo cuando estás triste, te consuela.

En Madrid no he tenido tiempo, me he visto como en medio de una lluvia de papelillos con un mensaje diminuto escrito en su diminuta también superficie. Todo me dice algo, pero no tengo tiempo de descubrirlo. Aquí si te conformas con lo la diversidad de lo cotidiano no te alcanza la vida para describir los millones de estímulos. Creo que estos nueve meses serán más cortos de lo que pensé.

15 comentarios:

Petrusdom dijo...

Me alegra que hayas aterrizado en la gran ciudad bien y que como todas tiene de todo pero cada uno absorve lo más interesante.

Saludos cordiales y bienvenida.

Lena dijo...

Madrid es esa ciudad en la que pasan tantas cosas que siempre te pierdes algo.

Para mí, es mi ciudad.

Todo lo que vivo en ella es magia.

Ni en mi más loco desvarío pensé que Vargas Llosa me daría clases durante tres días.

Esas cosas pasan aquí.

Y muchas más.

Disfruta de Madrid.

Un abrazo.

Clarice Baricco dijo...

Ya verás que si podrás llegar a lo profundo, a lo que busca tu alma.
Por cierto, hoy leí que hay un lugar que le llaman la calle mexicana, a ver si te das una vuelta.
Espero que estés bien.

Muchos abrazos.

Graciela

Rodrigo dijo...

Recuerdo haber caminado largo por Madrid...me gustaron sus colores, las voces de las gentess, las calles después de la lluvia...las mañanas en las estaciones intermodales.

Que...quién soy?...largo de contar, a veces me cuesta saberme...

un abrazo cariñoso

Anónimo dijo...

María Inés, me alegra saber de ti en Madrid. Me gusta mucho la imagen de la lluvia de papelillos. Suerte y sigue contándonos tus andanzas.

Natasha

Víctor dijo...

Disfruta.

PIER BIONNIVELLS dijo...

Madrid es preciosa.
Yo estoy enamorada de ella..

abrazos.

Margot dijo...

Jajajaja tu impresión de Madrid no es muy distinta a la mía, y es mi ciudad... ajá, esta llena de frikis, jeje.

Te leo bien, no pareces muy desubicada, me alegro!

Ava Gardner dijo...

madrid es una mañana que late. que llena los ojos, los desborda, los abre.
así es como la recuerdo yo.

Ava Gardner dijo...

me alegro mucho de que puedas estar allí ahora.
podrías ser mis ojos? podrías guiarme por ella otra vez?

Nazaret dijo...

Si habrás observado, la mirada de los madrileños es triste, como si siempre buscaran una compañía. De allí, creo yo, que les cueste relacionarse con otros (sospecho que por ello son un poco groseros), pero también, cuando logras un contacto más cercano, te parezcan la gente más buena del mundo.
Yo creo que Madrid necesita muchos amigos.

Sirena Varada dijo...

Dices que serán nueve meses... ¿Te das cuenta María Inés? es el tiempo mágico y preciso para que la vida alcance a que la cotidianeidad en una nueva ciudad como Madrid de cumplida cuenta de las huellas y vivencias que aderezan nuevos pasos. ¡Ánimo!


Un beso

Vulcano dijo...

En estos nueve meses vas a parir a Madrid, desde tu propia sangre, desde tu única forma de vivirla.

Por favor, describe cuantas cosas bellas te vas encontrando, no te olvides de acercarte al Champiñón en Plaza Mayor, puede que te tomen una foto y te canten el Alma llanera.

Besos,

Vulcano.

Lauren Mendinueta dijo...

Qué bueno que retomaste el blog. Nunca he vivido en Madrid, pero conozco a varias personas que darían la vida por ella. Buena suerte en los estidios,

La Gata Insomne dijo...

Bienvenida amiga!!!
yo adoro Madrid, sería feliz de vivir 9 meses como estudiante en Madrid!!!!
ahora si te toca currar!!! eso es otra cosa .....

aquí me verás esperando los cuentos

besos