7.14.2008

Las cosas que se me ocurren mientras corrijo

Y si tengo los ojos cansados, con los montones de telarañas que abruman mi visión. Me despierto de un sueño extraño, sueño que sueño, pienso en cosas rojas que pasan por un tamiz que en realidad es un caleidoscopio; las cosas se confunden, todo deja de ocupar su lugar para aposentarse en otro. No es que el pasado tenga un espacio, sin embargo, yo sueño que sueño que lo tiene, y entonces los montones de telarañas empiezan a borbotar como fuentes furiosas hacia el espacio.
Yo estoy cansada y sueño que sueño. Quiero que no haya más injusticias, me monto la película en un foto proyector por el que han pasado millones de células de luz que también fueron tamizadas, y entonces pienso que el pasado tiene un espacio real y el futuro también. Siento que el pasado ocupa el espacio de la injusticia y el futuro el del amor. Sueño que sueño muchas cosas pero me salen telarañas en la boca y se me hace difícil hablar, finalmente trato de crearme nuevamente pero limpia de telarañas y no puedo, creo que he quedado atrapada en el pasado, ahora no puedo ocupar ningún espacio presente, el sueño es un carcelero inteligente y no me permite ni siquiera ver las llaves.

3 comentarios:

Arcángel Mirón dijo...

Si el leer ayuda a pensar (por un lógico sistema de alimentación-rendimiento), leer sin parar ayuda a pensar delirios.

Sirena Varada dijo...

Que salgan las telarañas, montones de ellas, una invasión de telarañas... que salgan mientras que la injusticia ocupe el espacio del pasado y el amor el del futuro... Sí, que el amor sea el futuro.

Un abrazo

Julián dijo...

A COS TA TE A COS TA TE A COS TA TE A COS TA TE A COS TA TE A COS TA TE A COS TA TE A COS TA TE A Q U Í A COS TA TE A COS TA TE A COS TA TE A COS TA TE A COS TA TE A COS TA TE A COS TA TE A COS TA TE