5.15.2008

OTRA ENTREGA DEL CUENTO DE LA VENTANA


Me pidió por favor esperaba a que se vistiera, que si podíamos hablar en otro sitio, tal vez un café o un restaurante. Asentí y pensé inmediatamente en la situación incómoda a la que me exponía con su mujer y con los demás. No quise, sin embargo, discutirle. Salimos al poco rato. Mislevis me despidió con un saludo agrio, apenas un leve agitar de los dedos y una escueta sonrisa.
Escogí un sitio apartado pero acogedor, nadie nos escucharía. He de repetir que yo era y soy una mujer reservada y no quería que nadie conocido me viera con un jovencito. Juanito me miró impaciente, estaba nervioso. Le insté inmediatamente a que hablara de una buena vez, yo quería saberlo todo. Juanito no hablaba, sólo me miraba a los ojos fijamente con una mueca de disculpa, pensé en ese momento que tal vez quería dinero ¡Cómo podía haber sido tan tonta! No obtendría una versión verídica sin dinero. Le dije entonces lo que él esperaba escuchar: “¿Cuánto?”. Me respondió penoso, casi a modo de queja, con una cifra comedida, insignificante para mí. Hice un cheque al instante pero no se lo extendí, necesitaba primero la información. Juanito entonces se distendió, dio una excusa ridícula por la extorción y empezó a relatarme los hechos.
La mujer y el hombre habían aparecido, una noche de jueves, no recordaba la fecha. Al principio se había sorprendido, los dos sujetos eran atípicos, extrañamente armónicos, unas piezas de arte hechas seres humanos. Juanito no esperaba que le llamasen desde el intercomunicador a esa hora. Sin saber cómo aquellos dos sujetos sabían su nombre, le habían dicho:
―Hey, Juanito, ven aquí, queremos hablar contigo―
Juanito los miró y quedó fascinado, era como haberse encontrado con dos seres carismáticos, fuera de su alcance, frente a frente. Encima estos dos seres maravillosos se atrevían a hablarle,a llamarlo por su nombre,a reparar en él.

11 comentarios:

Julián dijo...

Mislevis es nombre de clítoris. Todo el mundo lo sabe. Si yo fuera humano y mujer, le pondría Mislevis a mi pequeña torre de placer.

¿La foto de Marruecos? Excelsa.

Tarántula dijo...

Hola Julián, sí, no es gratuito el nombre...

Nacho Epuñan dijo...

Hola tarántula, Griacias por pasar a leer... Me agradan los arácnidos.

son buenos.


Juanito ha de haber quedado fascinado, advirtieron su existencia, él se advierte también?

Nacho Epuñan dijo...

o quizás no tan fascinado...

gasper dijo...

Me gustó la foto. Sigue interesante el blog. saludos

Tarántula dijo...

Hola Nacho:

seguiré pasando por tu guarida, me gustó.

Gasper:

Gracias por las visitas, ey, siempre que trato de entrar a tu blog se me cuelga la página, trataré de entrar ahorita.

Tarántula dijo...

Hola Nacho:

seguiré pasando por tu guarida, me gustó.

Gasper:

Gracias por las visitas, ey, siempre que trato de entrar a tu blog se me cuelga la página, trataré de entrar ahorita.

Flores de su pena dijo...

Gracias por comentar en mi blog. Luego seguiré publicando algunos de mis poemas.
Sigue muy bueno el cuento...impaciente, sigo esperando.
Saludos.

Tach dijo...

Interesante... Hay algo profundamente sensual, pero invisible. Interesante...

Luis alberto dijo...

Hola, soy de mexico me gusto tu blog bueno bueno estare revisandolo haber que passa. por cierto puedes visitar el mio.
epitafioparaelcobijas.blogspot.com.
me puedes dejar un comentario si quieres.

Anónimo dijo...

hola, pasen por mi blog y opinen para mejorarlo, saludos.
http://dudas-legales.blogspot.com/