8.17.2007

Crear ... el momento mágico: Un deseo

Tiempo sin escribir, tiempo sin aparecer. La ausencia, la desidia, el dejar siempre para después la escritura de una nota. No he cumplido del todo, no he saldado la deuda de mi propia inspiración y sé que no hay excusas. Le he huido a la creación y es que me cuesta confesar esto, pero siento que le tengo miedo, es el miedo el que me paraliza y me paralizo porque siento que lo que hago no tiene ninguna importancia y no podría satisfacerme.

El tiempo de la creación es para mí mágico, yo no lo busco, sencillamente dejo que esa necesidad se haga poderosa, tanto, que mis ganas sean superiores a mi miedo. Es entonces cuando escribo, contra todo pronóstico. Sin embargo, a medida que pasa el tiempo y que mis circunstancias se configuran en pasado-presente, yo me doy cuenta que desdeño mis propias ganas de crear y sucumbo en la indiferencia, el fastidio y el desmerecimiento propio.

A estas alturas no sé quien tiene razón, no sé si tiene razón mi yo no-creador o mi yo-creador. Yo, como buena pesimista siento que tendría tal vez razón mi yo no-creador.

Mi deseo más cándido: que algo hermoso y sorprendente pase para recuperar las ganas de seguir escribiendo.

PD: ¿Será que desde el momento en que lo escribo mi deseo se transforma en irrealizable?

1 comentario:

Consul de Saint Tèrriéns; dijo...

Recomiendo el paso miguelangelus

Se dice que al tallar la escultura de moisés, le preguntaron como lo haría,

Mirate chico, les dijo el gran Michelangelus, yo solamente le pego martillazos al marmol: Moises y David estaban dentro

Dejate llevar por la pluma (qwue antiguo) la mente y el corazon,

Nada de inspiración, libre vuela por sobre el papel, la machine o el microfono, porque tienes cara de cantante

Dejate de llevar por el inconciente, y cuando despiertes, te encontrarás que nunca dejaste de soñar

Consul Saintterriens;